Mezclar los aceites esenciales, todo un arte

Mezclar aceites esenciales, es un poco como cocinar: podemos hacer combinaciones con ellos a fin de mejorar sus propiedades. Sin embargo, hay que tener cuidado, no todos los aceites se pueden mezclar entre sí. Conseguir una combinación entre aceites para obtener un perfume agradable con los efectos terapéuticos deseados es todo un arte. Según los perfumistas, existen tres tipos de aromas, llamados “notas”, clasificados según la rapidez con que se evaporan:

* Nota de salida. Es el impacto inicial de un perfume. Es muy intenso y volátil. En esta nota se destacan los aromas más frescos y suaves (limón, eucaliptus).
* Nota media o de corazón. Se desarrolla después de cinco minutos de aplicado el perfume donde aparecen las notas más florales y no se evapora rápidamente. Se detecta después de la nota de salida (lavanda, manzanilla).
* Nota de fondo o base. Es el aroma que persiste cuando las dos primeras se han volatilizado. Es la que define un perfume y la de más largo efecto. Aquí se acentúan los aromas y sustancias animales (ylang-ylang, patchouli).

Combinando las tres notas se obtiene un perfume equilibrado, ni muy pesado ni muy ligero. Dicho esto, no es obligatorio seguir esta regla y mezclar sistemáticamente tres aceites esenciales. Uno o dos pueden ser suficientes para crear un perfume agradable.

Lo que debe saber antes de mezclar aceites esenciales
1. Los aromas que pertenecen a la misma familia de un perfume combinan armoniosamente. Por ejemplo, los florales (rosa, jazmín, geranio) o los leñosos (madera de sándalo, cedro).
2. Los aromas de madera y cítricos combinan bien, así como cítricos con apimentados.
3. El aceite de lavanda y el de limón son útiles para corregir errores de dosificación. Pueden disipar un aroma muy pesado o muy picante.
4. Ciertas esencias tienen tendencia a dominar, por ejemplo patchouli, manzanilla, tomillo.
5. Los aceites esenciales deben ser manipulados con precaución y dosificados con precisión, con la ayuda de un cuentagotas.
6. Siempre debe cerrarse bien el frasco después de su utilización a fin de que el aceite no se evapore.

Algunos ejemplos de mezclas
Las posibles combinaciones son casi infinitas. Sin embargo, hay que tener cuidado y no mezclar cualquier aceite. A veces, las consecuencias en el organismo pueden ser negativas. El modo de utilización es casi siempre el mismo; he aquí algunos consejos: verter 2 gotas de aceite esencial por 10 ml de aceite vegetal de base. El aceite de almendras dulces es uno de los mejores aceites portadores que se pueden utilizar. Añadir el aceite esencial adecuado al efecto que se desea conseguir. A continuación presentamos algunas combinaciones.

* Dolor en general. Utilizar aceite esencial de lavanda y romero.
* Estrés. Sándalo, lavanda y geranio
* Decaimiento del ánimo. Geranio y lavanda.
* Para nutrir el cutis. Sándalo y geranio, en una base de aceite de coco, por sus cualidades suavizantes.
* Para el desarrollo espiritual. Incienso natural, por su efecto relajante y que ayuda a la concentración.

Los aceites esenciales permiten también ser combinados para proporcionar un aceite de masaje. Sin embargo, se deben tomar precauciones, ya que ciertos aceites, como el de salvia o menta, por ejemplo, no tienen el mismo efecto en todos los casos ni en todo el mundo. Conozca sus propiedades antes de su utilización.

GD Star Rating
loading...
Mezclar los aceites esenciales, todo un arte, 4.8 out of 10 based on 6 ratings

Un comentario en “Mezclar los aceites esenciales, todo un arte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*