Los ocho principales beneficios y usos de la manteca de cacao.

Posted on

Ya sea si te das cuenta o no, probablemente hayas comido manteca de cacao muchas veces en tu vida, además de haberlo aplicado sobre tu piel. La manteca de cacao (a veces llamada aceite de theobroma) es un aceite natural que se derrite y extrae del grano de cacao. Es la fuente de grasa utilizada para hacer que el chocolate, incluso el chocolate saludable, sea el responsable de darle su sensación sedosa y seductora que se derrite en la boca.

Además, al igual que otras fuentes de ácidos grasos saludables que le gustan a tu piel, como la manteca de karité cruda o  el aceite de coco, la manteca de cacao es ideal para curar naturalmente la piel seca y sensible. La manteca de cacao bio es completamente comestible (tiene un ligero sabor y olor similar al chocolate negro), además también se usa con frecuencia en lociones para la piel, lápiz de labios y otros ungüentos de belleza.

¿Qué es la manteca de cacao?

Los granos de cacao son nativos de partes de América Central y América del Sur y se han cosechado para hacer cremas hidratantes naturales de la piel en lugares como Mesoamérica y el Caribe durante siglos. Debido a que tiene una fragancia suave, una textura suave (debido a sus propiedades “emolientes”) y quees ultra-hidratante, la manteca de cacao es un ingrediente muy popular hoy en día en todo el mundo en todo tipo de productos de belleza comerciales.
¿Otro atributo increíble de la manteca de cacao? Los granos de cacao son un gran alimento antioxidante ya que contienen una cantidad significativa de antioxidantes polifenólicos y flavonoides. De hecho, los granos de cacao en sí mismos han demostrado ser uno de los mayores proveedores de polifenoles en nuestras dietas. Algunos de estos antioxidantes permanecen en la manteca de cacao incluso después de separarse de los sólidos de los frijoles, lo que significa que es beneficioso para mejorar la inmunidad, reducir la inflamación y mejorar la salud del corazón, a pesar de que es una grasa saturarada (vegetal) temida.

comprar-manteca-cacao

La manteca de cacao es una grasa saludable, en su mayoría saturada como el aceite de coco. La cantidad de grasa saturada, recordemos que la vegetal es beneficiosa para el organismo, contiene (a diferencia de la grasa no saturada) entre el 57 y el 64 por ciento del contenido total de grasa, dependiendo del tipo exacto. Entre los diferentes tipos de ácidos grasos están:

  • ácido esteárico: (aproximadamente del 24 al 37 por ciento del contenido total de grasa)
  • ácido palmítico (24 por ciento a 30 por ciento)
  • ácido mirístico (0 por ciento a 4 por ciento)
  • ácido araquídico (alrededor del 1 por ciento)
  • ácido láurico (solo alrededor del 0 por ciento al 1 por ciento)

¿Qué hay de la manteca de cacao cruda? ¿Qué lo hace diferente, y es mejor que la manteca de cacao que se ha calentado? La manteca de cacao cruda, a veces etiquetada como “manteca de cacao pura”, no se calienta a temperaturas muy altas durante los procesos de fabricación, lo que significa que generalmente retiene más grasas saturadas y otros compuestos que se encuentran naturalmente en los granos de cacao.

Ocho beneficios y usos de la manteca de cacao (¡más allá de tu piel!)

Previene la sequedad y el peeling de la piel

La manteca de cacao es una excelente crema hidratante para la piel, además de que no solo hidrata la piel sino que también ayuda a curarla desde adentro hacia afuera. Es una gran fuente de antioxidantes naturales que se encuentran en los granos de cacao (los mismos que se encuentran en el chocolate negro real que están ligados a beneficios como la salud del corazón y el funcionamiento cognitivo mejorado). Las grasas saturadas son especialmente beneficiosas para curar la piel seca y agrietada, ya que se absorben fácilmente y permanecen en la piel durante horas.

Los productos naturales hidratantes también tienden a causar mucha menos irritación a las personas con piel sensible al mismo tiempo que mantienen la humedad ya que están libres de aditivos, fragancias, colores y colorantes que se usan en la mayoría de los productos comerciales. Para usarlo en tu piel para tratar o prevenir la sequedad y la descamación, intenta mezclarlo con otros productos beneficiosos como aceites esenciales y aceite de argán o jojoba.

Si prefieres la textura más líquida del aceite de coco y su olor tropical, también puedes mezclar la manteca de cacao puro y el aceite de coco. Si tienes una piel seca y extremadamente sensible (eczema, por ejemplo), usa siempre manteca de cacao puro y realiza una prueba de parche primero para asegurarte de que no tengas sensibilidad y termines desarrollando reacciones negativas.

Si tu manteca de cacao es muy sólida debido a que se almacena en tu casa en un lugar fresco, ponla un poco al baño maría (baja temperatura) para que se derrita. También puedes calentar un poco de agua y luego verterla en un puñado de manteca de cacao para que sea más fácil de aplicar

Cura labios agrietados.

Una de usos más populares de usar manteca de cacao es en los labios, especialmente en bálsamos labiales caseros. Se puede usar con aceites esenciales como pomelo, vainilla, naranja o aceite esencial de menta para hacer sabrosos lápices labiales que también son hidratantes para pieles delicadas.

La manteca de cacao es un emoliente, lo que significa que agrega una capa protectora de hidratación a los labios, útil para bloquear los efectos de las temperaturas muy frías, el daño solar o el calor en interiores, que pueden dejar los labios secos.

Lucha contra los signos del envejecimiento

La manteca de cacao contiene compuestos llamados polifenoles de masa de cacao, que según algunos estudios pueden ayudar a disminuir los signos del envejecimiento, además de calmar la piel sensible por dermatitis o erupciones cutáneas. Los polifenoles son tipos de antioxidantes que promueven la salud tanto internamente cuando se consumen como cuando se usan tópicamente en la piel. Se ha descubierto que los polifenoles del cacao combaten diversas enfermedades crónicas, la degeneración de la piel, las sensibilidades e incluso las mutaciones celulares.

La investigación muestra que sus polifenoles tienen varios indicadores positivos para la salud de la piel, que incluyen una mejor elasticidad y tono de la piel, una mejor retención / producción de colágeno y una mejor hidratación. Al comparar la manteca de cacao con los productos comercialmente disponibles, ambos mostraron resultados positivos, pero solo la manteca de cacao está libre de ingredientes potencialmente dañinos o irritantes.

Alivia quemaduras, erupciones e infecciones

Frota una pequeña cantidad de manteca de cacao puro en la piel quemada para ayudar a reparar la piel. Solo asegúrate de que sea puro y no contenga ningún tipo de alcohol, fragancias / perfumes u otros aditivos que puedan hacer que la piel se vuelva aún más inflamada y sensible.

Es incluso lo suficientemente suave como para ser utilizado como un  tratamiento natural para el eczema o la dermatitis.

Ayuda a tratar las úlceras bucales

Si el interior de tu boca es propenso a desarrollar llagas dolorosas o si tus labios desarrollan ampollas recurrentes, usa un poco de manteca de cacao para mantenerlos humectados.

Hace una gran crema de afeitar

Puedes usar manteca de cacao en tu tina para afeitar e hidratar la piel al mismo tiempo. Se  derrite fácilmente en agua tibia y no obstruirá el drenaje. Usa un puñado pequeño antes de afeitarte para dejar la piel recién afeitada con una sensación agradable y suave. Después de la ducha es otro buen momento para untarse, ya que el calor abre los poros y hace que absorba mejor los productos.

Ayuda a mejorar la salud del corazón

Mientras que las grasas saturadas solían ser mal vistas y culpables de contribuir a los problemas cardíacos, hoy los investigadores saben que las grasas saturadas derivadas de las plantas son realmente beneficiosas para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Se ha demostrado que los componentes polifenólicos que se encuentran en la manteca de cacao ayudan a disminuir los marcadores inflamatorios implicados en arterioesclerosis (endurecimiento de las arterias), por lo que el cacao ahora se considera un alimento antiinflamatorio. El cacao también parece ayudar con el metabolismo de los lípidos (grasas) y está relacionado con una disminución del riesgo de riesgos vasculares, como un ataque cardíaco.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que, si bien la manteca de cacao contiene algunos polifenoles y otros antioxidantes, no proporciona tanto como el cacao en polvo seco. La manteca de cacao y el cacao en polvo se fabrican durante el procesamiento secundario, dejando atrás el cacao en polvo, que ha demostrado tener un mayor contenido de polifenol que la manteca de cacao o los sólidos grasos. Para sacar el mayor provecho de tu dinero de los productos de cacao, busca chocolate negro y asegúrate que de que sea porcentaje sea superior al 70%.

Aumenta la Inmunidad 

Muchos estudios han demostrado que los polifenoles vegetales ejercen poderes antioxidantes dentro del sistema inmune, combatiendo la inflamación, el daño del ADN y las mutaciones celulares, que son la causa subyacente de enfermedades como la enfermedad cardiovascular, el cáncer y las enfermedades autoinmunes que pueden provocar fatiga. Usar manteca de cacao con aceites vegetales puede reducir la inflamación en general y ayudar con el equilibrio hormonal y la salud cerebral, todo mientras se trabaja como un refuerzo del sistema inmunológico.

¿Qué pasa con la manteca de cacao para las estrías?

Manteca de cacao vs manteca de karité

Debido a que tienen usos y beneficios similares para la piel, realmente podría reducirse a las preferencias cuando se trata de usar manteca de karité frente a manteca de cacao en la piel. Ambas son formas hidratantes y antiguas para tratar los labios o la piel agrietados y prevenir sequedad futura. Puedes usar ambos en pieles sensibles, como las que tienen eczema o psoriasis, incluso las puedes mezclar.

Dos de las diferencias son su olor y cómo se pueden usar. Muchas personas prefieren el olor tropical de la manteca de cacao sobre la fragancia muy suave o desgradable según sea su origen de la manteca de karité.  La manteca de cacao también se usa para cocinar, mientras que la manteca de karité se usa solo tópicamente en la piel.

Manteca de cacao vs. aceite de coco

La manteca de cacao y el aceite de coco tienen propiedades hidratantes similares, y los beneficios del aceite de coco para la piel se asemejan a los de la manteca de cacao, pero el aceite de coco tiene algunos beneficios adicionales, incluidas las propiedades antibacterianas. Esto podría hacer que el aceite de coco sea más práctico para que usted lo mantenga en casa, ya que el aceite de coco puro tiene literalmente docenas de usos diferentes en la cocina y el baño.

El aceite de coco contiene ácidos grasos que mantienen la piel sana y limpia, incluidos el ácido cáprico, el ácido láurico  y el ácido caprílico. Se derrite cuando se frota en la piel o se calienta, y tiene una sensación suave y agradable olor / sabor. Siéntete libre de usar ambos juntos o para diferentes propósitos, como la manteca de cacao en los labios y el aceite de coco para el cabello.

Cómo se fabrica la manteca de cacao

Los granos de cacao son semillas de la planta Theobroma cacao L., un miembro de la  familia de plantas Sterculiaceae. Estos frijoles se usan para hacer “uno de los alimentos funcionales más importantes y extendidos en la historia de la humanidad”: el chocolate. Los granos de cacao se han cultivado durante más de 3.000 años y fueron apreciados entre las poblaciones antiguas, incluidas las civilizaciones maya y azteca.

Para hacer manteca de cacao, los granos de cacao primero se fermentan y luego se tuestan. En este punto, la “mantequilla” de cacao (que en realidad no es el tipo de mantequilla hecha de ningún tipo de leche) puede separarse del resto de los frijoles, dejando sólidos que se utilizan para otros fines, como hacer cacao en polvo. Para hacer chocolate, la manteca de cacao se presiona para liberar el “licor de chocolate”, que retiene la mayor parte del sabor y olor del chocolate. Muchas marcas desodorizan y decoloran la manteca de cacao por lo que el producto es de color amarillento y huele bastante neutro, no muy parecido al licor de cacao o chocolate.

En todo el mundo, la manteca de cacao tiene dos usos principales: es un ingrediente activo en muchos productos para el cuidado de la piel, y también se usa para hacer chocolate (de todos los tipos, incluidos el oscuro, el de leche o el blanco). La industria del chocolate es responsable de la mayor parte del consumo mundial de manteca de cacao, lo que no es sorprendente teniendo en cuenta lo popular que es el chocolate. Otro uso menos común es como un aditivo para alimentos o suplementos, ya que ayuda a estabilizar las texturas de los productos.

Debido a que permanece sólida a temperatura ambiente, pero se derrite a temperaturas más altas, como las del cuerpo humano, la industria farmacéutica la usa como una base digerible para ciertos medicamentos. La manteca de cacao tiene un punto de fusión de 36-38 grados centígrados, lo que significa que se vuelve líquido una vez ingerido o a veces frotado en la piel, exactamente por qué tiene una “sensación en la boca” tan atractiva cuando se agrega al chocolate o en lociones.

Una de las mayores ventajas de la manteca de cacao es que es una grasa muy “estable”, lo que significa que no es probable que se eche a perder y se ponga rancia cuando se calienta. A diferencia de las fuentes de grasa más delicadas, como las ricas en grasas poliinsaturadas  (como los aceites vegetales) o las grasas monoinsaturadas (como el aceite de oliva), las grasas saturadas retienen sus nutrientes y composición química fácilmente incluso cuando se fabrican y utilizan en la cocina.

El mejor tipo de manteca de cacao para comprar, más cómo cocinar con él.

La manteca de cacao pura te brinda los mayores beneficios, pero es más difícil de encontrar y más cara que los productos mezclados que mezclan manteca de cacao con otros rellenos o aceites. Hoy en día, se ha vuelto bastante costoso, lo que hace que muchos fabricantes de alimentos sustituyan los aceites menos costosos, como los aceites vegetales refinados (soja, colza o aceite de pama) o, a veces, el aceite de coco y la manteca de karité. ¿Cómo puedes ver la diferencia? Lee las etiquetas de ingredientes y observa el color: la manteca de cacao pura generalmente tiene un color más claro que las mantequillas comerciales de cacao, que tienden a ser de un amarillo más intenso.

Debido a que es tan estable, se cree que durará más de dos años. Muchas personas mantienen el mismo tarro de manteca de cacao durante dos a cinco años, ya que su grasa saturada es resistente a la rancidez y el deterioro. Al comprar manteca de cacao, trata de evitar los tipos que se venden como lociones blancas y sedosas y que vienen en botellas de bomba o en botellas exprimibles. Los productos como este pueden contener algo de manteca de cacao, pero están lejos de ser puros y es probable que contengan muchos otros aditivos, que es exactamente cómo se mantienen una textura y color uniformes (que la manteca de cacao real no tiene).

Puedes hacer tus propias barras de manteca de cacao fáciles de usar en casa, lo que le asegura que obtengas los mayores beneficios y que pongas la menor cantidad de basura en su piel.

Cuando se trata de cocinar con manteca de cacao, ¿por qué no intentar hacer tu chocolate casero combinándolo con azúcar de palma de coco,  jarabe de arce o miel cruda y cacao en polvo? También puedes derretirlo en un jarabe de chocolate crudo o hacer una mouse de chocolate o pudín. Los postres pueden ser su uso más popular, pero la manteca de cacao en bruto también es una gran mantequilla o sustituto lácteo y se puede utilizar de varias maneras, como el aceite de coco.

Mantequilla de cacao para llevar

  • La manteca de cacao es la fuente de grasa utilizada para hacer chocolate.
  • La manteca de cacao es ideal para curar naturalmente la piel seca y sensible.
  • La manteca de cacao real es completamente comestible, además también se usa con frecuencia en lociones para la piel, glosas de labios, y otros ungüentos de belleza.
  • La manteca de cacao es una grasa saludable, en su mayoría saturada como el aceite de coco.
  • Los beneficios de la manteca de cacao incluyen: prevenir la sequedad y descamación de la piel, curar labios agrietados, luchar contra los signos del envejecimiento, calmar quemaduras, erupciones e infecciones, tratar las llagas de la boca, trabajar como una crema de afeitar, mejorar la salud del corazón; y elevar la inmunidad.
  • La manteca de cacao y la manteca de karité son similares en usos y beneficios, sin embargo, sus fragancias son diferentes y la manteca de cacao se puede usar para cocinar, mientras que la manteca de karité no lo es.
  • La manteca de cacao tiene dos usos principales: es un ingrediente activo en muchos productos para el cuidado de la piel, además también se usa para hacer chocolate.

 

GD Star Rating
loading...
Los ocho principales beneficios y usos de la manteca de cacao., 10.0 out of 10 based on 1 rating