• 620 271 650

  • 609 435 535

  • De 10-14 y 16-19 horas

  • info@aromium.es

¡Bienvenidos a Aromium!

Aclarando dudas

Lo primero que debemos aclarar es que los aceites esenciales pueden curar leves, o no tan leves enfermedades, subirnos el ánimo, la líbido, bajarnos el colesterol, regularnos la presión sanguínea y solucionarnos un sinfín de patologias. Se ha demostrado que el uso de aceites esenciales en personas principalmente mayores ha hecho que sus dosis de medicamentos prescritos se reduzcan notablemente.

Se aconseja la visita a un aromaterapeuta para afecciones algo más complicadas y si la enfermedad es grave, la visita al médico (comprometido con las terapias alternativas o no) es obligatoria. En ningún caso debemos creer que un aceite esencial nos puede resolver una enfermedad grave como un cáncer.

Lentamente nuestro país empieza a utilizar aceites esenciales para múltiples aplicaciones o para crear su propia fragancia con propiedades terapéuticas. Aún así, estamos muy lejos de Francia o Gran Bretaña donde su uso está muy difundido y ocupa un lugar en los botiquines de muchos hogares.

Contrariamente a la extendida opinión de no utilizar aceites esenciales durante el embarazo, (parece que uno se copia al otro) estamos totalmente en desacuerdo, es más, lo aconsejamos, siempre bajo control y prescripción de su ginecólogo. Por fortuna cada vez hay más especialistas que reconocen sus beneficios y complementan o sustituyen sus prescripciones con aceites esenciales.

Antes de comenzar a hablar propiamente de la mal llamada (a nuestro modo de ver) Aromaterapia ya que el uso más difundido y eficaz es por via tópica, querríamos hacer mención a los bajos precios que ofrecen algunos sitios web. Desgraciadamente se calcula que el 80% de los aceites esenciales ofertados son adulterados o de origen sintético, los cuales no poseen ninguna propiedad terapéutica y sí pueden poner en riesgo nuestra salud, especialmente si son ingeridos. Por poner un ejemplo, se ofrece 10 ml. de Lavanda francesa a menos de 2 euros, cuando la producción anual es relativamente pequeña y de alto precio de adquisición y si el año no ha sido muy productivo es imposible adquirirlo, puesto que las grandes compañías absorben toda la producción. Ocho millones de botones de jazmín son necesarios para obtener un kilogramo de esta esencia. Otro caso también muy llamativo es el aceite vegetal de jojoba. Apenas hay producción mundial, el precio es elevado si se encuentra natural y sin embargo, la red va llena de ofertas a precios bajos. Otra estrategia habitual es anunciar aceite puro 100%, en muchos casos esto dignifica que la proporción de aceite esencial que lleva el producto es puro, pero quizás solo contenga el 5%. Estas prácticas por supuesto no ayudan a difundir la aromaterapia por los nulos resultados que se obtienen y la consiguiente fustración que produce en la persona que lo utiliza. También es cierto que cuando se experimenta con un aceite esencial puro, sea de agricultura convencional o ecológica, es mucho más fácil reconocer uno que no lo es.

Este escrito es una síntesis de lo que es la Aromaterapia, podríamos escribir páginas y páginas pero para los que estén interesados, más abajo se citan algunos libros imprescindibles. Aconsejamos encarecidamente leer libros de autores reconocidos que nos darán conocimientos difíciles de encontrar en la red. Informarse antes de adquirir un libro, ya que bibliografía es amplísima y no siempre rigurosa.


Algunos apuntes de aromaterapia

En estos apartados iremos incluyendo paulatinamente información que pueda ser útil y beneficiosa para usted: elaboración de mezclas, mascarillas faciales, geles, champús.


Introducción a la aromaterapia

Diremos que la aromaterapia consiste en el uso de aceites esenciales por tres vias: tópica (la más habitual), Inhalación e ingesta. Todas ellas son importantes. Algunos aceites esenciales no permiten ser ingeridos, otros deben diluirse al provocar irritación en la piel. 

Obviaremos el origen de la aromaterapia por repetitivo, tan solo decir que tras un declive de éstos a causa del inicio de la utilización de las drogas de laboratorio, (medicamentos) que relegaron a los aceites esenciales, un ingeniero químico llamado René-Maurice Gattefossé observó y relanzó el uso de los aceites esenciales, empezando por demostrar su  potencia antiséptica y sus nulos efectos secundarios. El fué quien denominó a esta ciencia Aromaterapia y así tituló a su primer libro.

Curiosamente pudo experimentar en su propia piel el efecto del aceite de lavanda al quemarse una mano en una explosión en su laboratorio, sumergió la mano en lavanda y sus quemaduras remitieron en unas horas sin dejar huella de la quemadura ni cicatrices.

Como ya hemos comentado anteriormente, nosotros  aconsejamos absolutamente el uso de aceites esenciales durante el embarazo y en bebés. Desde hace ya varias generaciones se emplean para mitigar las molestias del embarazo, estimular la contracción del útero, estimular la secreción de leche materna, potenciar el sistema inmunológico del feto y de la madre, entre otros beneficios.

Si estás interesada o eres usuaria de la medicina alternativa te aconsejamos la lectura de tratados de obstetrícia y pediatría con aceites esenciales. Algunas autoras relevantes: Maggie Tisserand o Patricia Davis, entre otras.

Curiosamente aceptamos ingerir medicamentos sin cuestionarnos los efectos secundarios que pueden tener para nosotras o nuestro feto.

Hay varios químicos que se involucraron profusamente en estudios sobre la aromaterapia, como por ejemplo Albert Couvreur, Penfolf, Renato Cajola, Giovanni Gatti, Dr. Valnet, y la bioquímica Margeritte Maury.

El libro "La práctica de la aromaterapia" del Dr. Valnet es de imprescindible lectura. Este doctor trató a muchos soldados heridos con aceites esenciales. Hoy, médicos de todo el mundo prescriben aceites esenciales. Otro libro de referencia es "El arte de la aromaterapia" de Robert Tisserand editado en castellano. La bioquímica francesa Margueritte Maury escribió "El secreto de la vida y de la juventud" en el que defiende el masaje aromático. No vamos a citar más científicos porque en los últimos treinta años se ha incrementado tanto el interés por la aromaterapia que la lista sería interminable.

Volver al listado


Medicina convencional vs medicina natural

La medicina convencional (alopática) y la medicina natural (holística) deberían complementarse y vivir más en armonía de lo que lo hacen actualmente. Mientras la alopática trata la enfermedad, la holística trata la salud. Esto quiere decir procurar mantener un cuerpo equilibrado tanto física como mentalmente. Curiosamente, con esto logramos que aparezcan menos enfermedades y a edad más avanzada. La medicina holística es un hecho, plagada de  estudios serios que demuestran sus beneficios; sin embargo, en algunos países, esta ciencia está asociada con pseudociencias como Astrología, Tarot, etc. con las cuales no nos identificamos en absoluto por no poseer el más mínimo rigor científico.

Contaré mi experiencia personal que define lo bueno de la convivencia de las dos disciplinas: en mi juventud sufrí desprendimiento de retina por lo que perdí parcialmente la visión. Una intervención por láser me devolvió la vista. No puedo estar más agradecido. También padezco asma, al tratarme con la medicina holística fuí abandonando lentamente los corticoides (tan agresivos con nuestro cuerpo) para evitar el efecto rebote y actualmente no los utilizo.

De todo esto se desprende que estas dos disciplinas pueden y deben complementarse la una con la otra.

Diríamos que un tratamiento holístico general y excelente para nuestra salud sería: comer equilibradamente, hidratarse (no es necesario beber esos tres litros de agua con que nos acribillan las campañas publicitarias), actividad física diaria (por ejemplo andar 30 minutos, subir escaleras siempre que podamos, etc.).


¿Que es la homeostasis?

La homeostasis es por decirlo de alguna manera la causante que nuestro organismo esté equilibrado por lo que respecta a todas sus funciones, físicas y mentales gracias al sistema nervioso. 

Cuando no queda otro remedio que tomar una droga de laboratorio (medicamento), este incidirá sobre la parte afectada de nuestro organismo subsanando la enfermadad, pero también es cierto que sus efectos secundarios desequilibrarán nuestro organismo. Hay antiinflamatorios autorizados que pueden provocar infarto, medicamentos que debemos tomar con un protector gástrico por su acción tan agresiva. 

Deberíamos dar cada vez más importancia a las terapias alternativas serias y buscar un médico (que ya hay muchos) que sepa encontrar el equilibrio entre estas dos disciplinas, puesto que, como ya hemos dicho antes, deben convivir entre ellas para el bien de todos, con las innumerables ventajas que ello conlleva, tanto a nivel físico como mental. 

Está claro que por más experimentos que se hagan en laboratorios para la fabricación de una nueva droga, esta sustancia no se comportará igual en el laboratorio que en un cuerpo humano, mas si tenemos en cuenta que no somos una clase estándar y que cada uno de nosotros somos individuos únicos, con reacciones que no pueden ser predecidas: alergias, inflamación de las vias respiratorias, fallos hepáticos, etc. Podríamos seguir enumerando un sinfín de ellas. Lo que puede ir bien a un ratón puede afectarnos gravemente a los humanos, simplemente porque no somos ratones. ¿Cuántos medicamentos son retirados del mercado por haberse demostrado sus efectos nocivos o que incluso han causado la muerte?

Otro gran causante de dañar nuestros pulmones, irritar nuestras mucosas gástricas y otros efectos igualmente graves, es el producido por el humo del tabaco, con un preocupante aumento de su hábito entre la población femenina. Tenemos que hacer un esfuerzo para combatirlo y el mejor, sin duda, es el deporte, que nos aporta una mejora real de nuestro estado en muy poco tiempo y nos anima a seguir mejorando.

Los aceites esenciales tienen la capacidad de devolvernos a ese estado de equilibrio físico, psíquico, emocional y mental.

Volver al listado

 

Efecto del aroma sobre la psique

La nariz, nuestra puerta al mundo de los aromas.

La principal función de este apéndice no es la capacidad de apreciar los aromas, sino la de calentar el aire que transporta el oxígeno a nuestros pulmones. No nos extenderemos sobre el proceso.

Probablemente, cuando no íbamos erguidos nuestra olfato era mucho más sensible que el actual al ser mucho más interactivo con la vegetación. Al erguirnos agudizamos nuestra vista y oido en detrimento de nuestro olfato. Aún así, nuestro olfato sigue siendo tan sofisticado como para distinguir entre más de 10.000 fragancias y olores diferentes. Cada aroma necesita encontrar su receptor correspondiente e iniciar el complejo proceso de identificación. Diremos que en el epitelo, en la parte alta de la fosa nasal, existen entre 5 y 10 millones de células olfativas. Un perro pastor tiene aproximadamente 220 millones de estas células y un sabueso tiene una sensibilidad olfativa de unos tres millones de veces más que el olfato humano, lo que le permite seguir un rastro aunque hayan pasado varios días.

El olfato tiene mucha más importancia de la que le damos, un olor nausebundo mandará un estímulo eléctrico a nuestro cerebro, éste mandará órdenes a nuestro aparato digestivo haciendo que, con toda probabilidad, padezcamos náuseas o lleguemos a devolver. Otro aroma puede activar zonas de la memoria que nos haga recordar antiguas vivencias ya olvidadas. Aromas que nos producen melacolía, optimismo, euforia, etc.

Cuando olemos una fragancia, (en  nuestro caso un aceite esencial) éste se disuelve en la mucosa y, de un modo resumido, diremos que se activan las neuronas olfativas rodeadas de capilares, por lo que, por un lado, llega a nuestro cerebro y, por otro, una pequeña fracción a nuestra sangre. Aún está por descubrir cómo el cuerpo convierte una partícula de aroma en un impulso nervioso y llega a nuestro cerebro.

Es posible que, en un principio, los aromas de los aceites esenciales no sean todo lo agradables que desearíamos. La vida moderna nos ofrece frangancias adaptadas a nuestro entorno actual que, muchas veces, se vincula a aromas que reconocemos en ciertos ambientes u otras situaciones. Vivimos en una atmósfera permanentemente contaminada, olemos y aspiramos y aceptamos como normales el olor contaminado de la ciudad, el olor de la gasolina cuando vamos a repostar; en definitiva, nos alejamos de los puros aromas de la naturaleza. Afortunadamente, al poco tiempo de usar aceites esenciales aceptamos con placer estos aromas como nuestros, como si nuestro cuerpo supiera que son innatos a nosotros. 

Volver al listado

 

Futuro de la aromaterapia

Es inevitable el auge de los aceites esenciales en todos los ámbitos de nuestra vida. La medicina deportiva ya los emplea en atletas de élite, reconociendo éstos las remarcables mejoras, en especial, de su musculatura y resistencia.

En algunos aeropuertos se venden aceites esenciales puros para reponerse del jet-lag.

Grandes empresas del Japón utilizan aceites esenciales para aumentar la eficiencia y reducir el estrés de sus trabajadores. Incluso la bolsa de Tokio esparce regularmente aceite esencial de menta para refrescar y estimular a sus empleados.

La industria japonesa utiliza ya muchos gadgets con aceites esenciales. Por citar uno, han fabricado un despertador que libera aceite esencial pocos minutos antes de que suene. El más utilizado es el aceite esencial de pino o abeto, que nos transporta a un bosque cuando despertamos.

Todo esto crea cierta controversia, ya que un aceite esencial que agrade a uno puede ser desagradable o no ser tolerado por otro.

Una rama de la cienciología ha presentado un recurso para que se prohíban estas iniciativas alegando que se utilizarán para "controlar el comportamiento de las personas". Otros colectivos rechazan de plano estas práticas al considerar que hay contaminación de fragancias y abogan por el olor corporal, pués es el más natural.

Incluso se han realizado tests de ventas para un mismo producto en un local perfumado con un determinado aceite esencial y supuestamente asociado a un determinado artículo, y ninguna fragancia en el otro local. Los dos locales tienen características y afluencia de clientes similares. El local perfumado con el aceite esencial obtuvo un incremento de ventas muy superior de ese determinado producto.

Hay que tener en cuenta que el marketing nos manipula para que compremos esto o aquello. No se entiende el porqué de tanto revuelo en la utilización de los aceites esenciales cuando nos manipulan de tantas maneras. Si en todos los establecimientos se permite el uso de ambientadores químicos, ¿por qué no emplear aceites esenciales o una combinación de ellos que sean agradables y tolerados por todo el mundo, con la consiguiente mejora ambiental?

Sea como sea, el uso terapéutico de los aceites esenciales tiene una base sólida que con el tiempo se irá incrementado, principalmente por la conciencia de que podemos vivir de una manera más armónica con nuestro entorno. Un dato significativo es el enorme aumento en muy poco tiempo entre las personas jóvenes y no tan jóvenes que eligen utilizar la  bicicleta, el aumento importante de centros de dietética y herboristería, restaurantes de comida ecológica, etc. Existe la percepción de que se acerca un cambio de actitud más sostenible, ético y razonable con nuestro entorno social y también político.

Volver al listado


Los aceites esenciales y la ciencia

Solamente unas pocas referencias al poco respeto que le merece la medicina alternativa a la medicina tradicional.

Un amplio porcentaje de los médicos dan poca o ninguna importancia a la medicina alternativa, por desinterés, por falta de rendimento económico, por desconocimiento, por falta de incentivos. Un alto porcentaje de médicos consideran  la aromaterapia como una moda pasajera de ¡¡5.000 años de antigüedad!! Sin comentarios.

En Francia la aromaterapia y el uso de hierbas gozan de una salud excelente. Tanto es así que en la década de los 80, las fórmulas preparadas en farmacias con aceites esenciales o hierbas gozaban de una devolución de impuestos que iban del 80% al 100%. Sin causa conocida, en 1990, esta ayuda fue súbitamente eliminada y agricultores, procesadores y distribuidores estuvieron al borde de la quiebra al haber hecho importantes inversiones para atender la gran demanda. La indignación de la ciudadanía fue tal que unos años más tarde se reinstauraría esta ayuda.

Aunque la medicina tradicional sigue en su postura, en Alemania, desde 1993, es obligatoria la asignatura de medicina herbolaria que incluye un exámen de fitoterapia.

En Gran bretaña, Margaret Tatcher y miembros del parlamento acudían a la clínica Ryman de Londres donde les preparaban fórmulas personalizadas con aceites esenciales. Sin pretenderlo, ayudaron a promover la difusión de la aromaterapia y los preparados de hierbas. De todas maneras, el enfrentamiento entre las dos medicinas es abismal y parece lejano el día en que lleguen a un acuerdo y  colaboren entre si.

No todo el sector médico menosprecia la aromaterapia. De hecho, en muchos países hay un creciente aumento de médicos cada vez más involucrados en fusionar las dos medicinas. Que duda cabe que la medicina preventiva es la mejor y en este aspecto, la naturalista no tiene rival. Claro está que esto no conviene a determinados sectores económicos que lucharán con todas sus armas para que esta ciencia no avance. (Los aceites esenciales no son patentables). De la misma manera, muchos médicos rechazan la medicina alternativa al temerla como un rival cada vez con más presencia.

Por último, citaremos al Dr. Gary Beauchamp, investigador del sentido del gusto en el Monell. Afirma rotundamente que, como tantos otros médicos, químicos y científicos, los aceites esenciales son farmacológicamente activos, pues se absorben por la piel, llegando al torrente sanguineo y a nuestro cerebro.

La conclusión es que la aromaterapia seguirá existiendo e incrementado su presencia, entre otras cosas, porque las nuevas generaciones están planteando en todo el mundo nuevos estilos de vida más acordes con una política más sostenible y humana en todos los ámbitos. 

Volver al listado


Como usar la aromaterapia

Muchos sitios web desaconsejan los aceites esenciales durante el embarazo. ¿Por qué? 

Desde hace mucho tiempo se utilizan los aceites esenciales para mitigar las moletias del embarazo, estimular las contracciones uterinas, estimular la secreción de leche materna, estimular el sistema inmunológico del feto y de la madre, etc. Si usted es usuaria de medicina alternativa consulte con su médico naturista. Curiosamente aceptamos las drogas que nos prescriben sin cuestionarnos los efectos secundarios que pueden tener sobre nuestro organismo o el de nuestro feto.

Busque literatura de Maggie Tisserand o Patricia Davis, entre otras. En sus escritos abordan en profundidad los cuidados obstétricos y pediátricos.

Al usar los aceites esenciales por vía tópica, siempre que podamos, (a no ser que sea una afección que no nos permita masajear como una quemadura, varices, etc.) deberemos masajear con cierta energía, esto activa nuestra circulación superficial y el aceite o mezcla de aceites esenciales se absorberá con mayor rapidez.

No mezclemos los aceites esenciales con aceites de masaje, puesto que la absorción será mínima. Explicamos el porqué: los aceites de masaje poseen parafinas (derivados del petróleo) que permiten su deslizamiento por nuestra piel y poder dar un buen masaje muscular que es lo que pretende un masajista o un fisioterapeuta, para tonificar, relajar o descontracturar uno o varios músculos. Pero estos aceites no atravesarán la epidermis, no llegarán a la hipodermis donde se encuentran los vasos sanguíneos que transportan los aceites esenciales a la sangre.

Hay que mezclar un aceite o mezcla de aceites esenciales con aceite vegetal de excelente calidad. Esto significa que debe ser de primera prensada en frío. Los aceites vegetales tienen sus propias características que los hacen adecuados y beneficiosos para nuestra piel y organismo. Algunos productores calientan el aceite  a determinada temperatura  para duplicar o triplicar su volúmen y obtener mayor beneficio, en detrimento de la calidad del aceite y pérdida de sus propiedades terapéuticas. Esto ocurre prácticamente con todos los aceites de oliva refinados que encontramos en los supermercados.

Como ya sabemos, la piel es impermeable al agua (mal andaríamos si no fuera así) esto se debe al gran tamaño de sus moléculas, las cuales impiden el paso por nuestros poros, mucho más pequeños. Lo mismo ocurre con el viento; sin embargo, los aceites esenciales, al poseer partículas tan pequeñas, son capaces de atravesar las capas de la piel, llegando a los vasos sanguíneos de la hipodermis y acceder al torrente sanguíneo. De hecho, se ha demostrado que a los 20 minutos de habernos aplicado un aceite esencial ya encontraríamos trazas en nuestra orina.

Los aceites esenciales se pueden utilizar de varias maneras. Las definimos a continuación. Como referencia, 20 gotas corresponden aproximadamente a 1 ml, o sea, que una botella habitual de 10 ml. contiene unas 200 gotas.

  • Baño y ducha.

Mezcle en un dispersante (gel neutro, sales de baño) de 8 a 10 gotas, métase en la bañera 20 minutos y descanse un rato en un sitio en el que se encuentre a gusto. No echar el aceite esencial directamente en el agua de la bañera, no se mezclará con el agua y al quedar concentrado en pequeñas gotas, al contacto con la piel puede irritar esa zona. También puede mezclar el aceite esencial en un gel neutro sin aroma y obtendrá un lujoso y terapéutico gel. Lo mismo sirve para el champú. Deje actuar varios minutos antes de aclarar el pelo o el cuerpo.

Existen cabezales de ducha que permiten colocar en su interior sales de baño que previamente habremos mezclado con el aceite o mezcla de aceites esenciales que nos apetezca. Al margen de lo saludable y agradable que es una ducha, todo el baño se impregna del aroma que hayamos preparado. Normalmente estos receptáculos admiten 1/2 taza de sales lo que nos dará para 3 o 4 duchas.

  • Masaje

Aconsejamos no dejar preparado un aceite vegetal con aceite esencial ya que la mezcla se deteriora y pierde cualidades en poco tiempo, es mejor preparar al momento la cantidad que se va a utilizar.

Hay aceites esenciales que pueden ser mezclados a partes iguales con un aceite vegetal de nuestro agrado. Otros por su potencia deben ser mezclados al 20/80. De cualquier forma cada persona es diferente y tolera concentraciones más fuertes que otras. El consejo es empezar con proporciones bajas e ir aumentando. En el apartado de patologías se dan unas proporciones que van bien a la mayoría de las personas.

  • Infección vaginal
Mezcle 10 o 15 gotas de aceite esencial en una cucharada sopera de aceite vegetal, impregne un tampón de algodón natural, aplíquelo y déjelo actuar toda la noche. Si la infección es externa utilice una compres igualmente de algodón natural.

  • Acupuntura

Los efectos de la acupuntura se ven incrementados con el uso de los aceites esenciales. Puede sugerirlo a su acupuntor e incluso aportarle la mezcla que usted haya preparado.

  • Retención rectal
Mezcle 10 o 15 gotas en una cucharada sopera de aceite vegetal y con una jeringa esterilizada apliquelo por el recto y deje actuar toda la noche. Eficaz para el tracto urinario y el aparato reproductor. Desinfecte la jeringa antes de cada aplicación.

  • Reflexología

Tanto si se autoaplica reflexología (no muy recomendado) como si utiliza los servicios de un reflexólogo cualificado, los aceites esenciales también potencian sus beneficios. Hay que decir que la reflexología no se basa sencillamente en presionar un punto determinado para estimular el bazo, por ejemplo. La cosa es más compleja, el reflexólogo conoce el cuerpo en profundidad, conoce su anatomía y las interacciones que en él se producen. Si le molesta alguna parte del cuerpo puede ser que su origen se encuentre en otra parte diametralmente opuesta. Por ejemplo la vesícula, al márgen de presentar problemas digestivos, ocasiona jaquecas, lo mismo que una digestión pesada. Por otro lado, es conveniente estar relajado y cómodo para recibir un tratamiento reflexológico.

Somos adeptos incondicionales a esta técnica gracias a los resultados que hemos obtenido en la prática eliminación de severas migrañas acompañadas en una querida persona de la família. Una migraña acompañada provoca la desincronización del habla, vómitos, pérdida de la visión y torpeza de un lado del cuerpo, fotofobia y un dolor de cabeza insufrible.

  • Paños calientes

Si tras aplicar un aceite esencial coloca un paño caliente y lo cubre con una toalla seca, logrará que el paño tarde más en enfriarse. Con este sistema los poros se abren y absorben mejor los aceites esenciales.

  • Dispersión

Podemos también impregnar trozos de madera y guardarlos en los cajones de la ropa, con las toallas, etc. La madera de cedro absorbe perfectamente los aceites esenciales.

Si tiene recipientes de agua encima de los radiadores puede agregar algunas gotas.

  • Inhalación

Puede inhalar directamente del frasco.

Puede colocar un par de gotas en la palma de la mano, frotar ligeramente con la otra y hacer un receptáculo donde poner la nariz y aspirar. Es mas efectivo que inhalar del frasco por la mayor área que aspiramos. Mucho cuidado en no tocarnos los ojos.

Si tiene alguna alergia o afección respiratoria puede instilar unas gotas en su pañuelo e ir inhalándolo regularmente.

Añada unas gotas en un recipiente de agua caliente por debajo del punto de ebullición, colocar la cabeza encima del recipiente tapándose con una toalla para inhalar el vapor. Mantenga los ojos cerrados.

  • Crea una mascarilla facial saludable y económica
Aconsejamos utilizar arcilla blanca ( caolín) para todos los tipos de piel, es económica y rica en minerales.
 
Mezcla un poco de aceite vegetal (rosa mosqueta, argán, almendra) Con el aceite o mezcla de aceites de tu preferencia y mézclalo todo en un tazón. Para dejar una masa con el espesor adecuado se va añadiendo agua del tiempo, pero te aconsejo que en lugar de eso añadas el agua de una infusión ( manzanilla, café, etc.) Aplícala y déjala entre 15 y 20 minutos. Aclara con agua templada.
 
Antes de aplicar una mascarilla la piel debe estar completamente límpia de cualquier crema o cosmético. Conviene hacer el tratamiento dos veces al més.

El aceite de rosa damasecena es uno delos mejores aceites para el cutis.

Para finalizar aplica una crema hidratante bio o aceite vegetal tipo argán.
  • Limpiamuebles
Llene un botella que disponga de vaporizador con agua, mezcle unas gotas de lavavajilla lo más neutro que encuentre (sin aroma si lo encuentra), con 6 o 7 gotas de cada uno de los aceites siguientes: lavanda, limón y limon y añada la mezcla al agua.
Agite un poco antes de vaporizar. Se sorprenderá de los resultados y de lo económico que le resulta. No aplique aceites esenciales directamente en maderas y superfices susceptibles de mancharse.

  • Para la ropa del armario
En lugar de utilizar naftalina (de pésimo aroma) u otros productos químicos, utilice aceites esenciales que son igual de efectivos, naturales y con aromas agradables. Hágase o compre pequeñas almohadillas rellenas de algodón e imprégnelas de citronela, lemongrass (hierba limón), romero, lavanda, cuélguelas y póngalas en los cajones. Le aseguramos que será un placer abrir el armario y no tendrá polillas ni otros insectos. 
La manzanilla romana es ideal en la habitación de los niños.

Volver al listado


El uso de difusores

Creemos que la mejor dispersión de los aceites esenciales es en frío. Cada vez más existen difusores humidificadores a los que podemos añadir aceites esenciales que desinfectan el ambiente. Ademas, estos difusores son, al mismo tiempo ionizadores, con lo que obtendremos una atmósfera con un óptimo grado de humedad, desinfectado, limpio de partículas como polvo en suspensión. En verano podemos poner aceites repelentes de insectos.

En el mercado existen humidificadores que son verdaderas obras de arte, parecen un elemento decorativo de calidad, incluso de loza fina hechos a mano. Algunos incluyen mando a distancia. Otro método sencillo, efectivo y sofisticado, pero menos duradero, es utilizar un atomizador. Como los aceites esenciales no se diluyen en agua, agite enérgicamente el vaporizador antes de vaporizar. Ideal para el excusado, en lugar de usar ambientadores químicos.

No aconsejamos utilizar aceites esenciales en quemadores, ya que alteran su estructura y pueden volverse incluso cancerígenos.

Volver al listado


Ventajas de mezclar aceites esenciales

En el caso de la aromaterapia, se denomina sinergia a la interacción entre varios aceites esenciales potenciando el efecto de las propiedades de cada uno de ellos.

Precaución: no podemos mezclar aceites esenciales a nuestro antojo, ni es conveniente mezclar más de 4 o 5 aceites esenciales. No sería muy sensato mezclar un aceite de efecto hipotensor con otro de efecto hipertensor.

Cada individuo es un mundo y no somo partidarios de crear mezclas estándares con nombres seductores. Lo que sí trataremos es  ir incorporando mezclas con aplicaciones específicas, aunque muchas de ellas se pueden consultar el el apartado de patologías.

Volver al listado


Los hidrolatos

El hidrolato es el resultado del agua utilizada para la extracción de los aceites esenciales. Si es una agua auténtica contendrá parte de la esencia de la planta incluyendo un pequeño porcentaje de aceite esencial. 

Aparte de su agradable aroma, los hidrolatos hidratan, reafirman y tienen efectos astringentes. Son útilles en la limpieza del cutis siempre que la piel esté limpia de cosméticos y colonias. Son muy utilizados en compresas faciales.

Los podemos aplicar con un atomizador, y después secar ligeramente la piel.

No es posible crear un hidrolato añadiendo unas gotas de aceite esencial en el agua.

Son especialmente sensibles a la luz y el calor, y se deterioran transcurrido aproximadamente un año.

Volver al listado


El quimiotipo

Debemos de ser cautelosos cuando nos referimos al quimiotipo de la planta y hay que darle su justa importancia. Por ejemplo, Lapraz explica que el aceite esencial de ajedrea tiene las mismas propiedades aunque la planta se obtenga en latitudes diferentes, se encuentre situada a más o menos altura, o tenga más o menos Carvacrol. Las propiedades del aceite esencial de ajedrea se deben al conjunto de sus constituyentes, que pueden a llegar a ser innumerables. Tanto es así que el Dr.Taylor (citado en el libro "La práctica de la aromaterapia", de Valnet) afirma que los aceites esenciales presentan tantos nuevos ingredientes que los químicos no podrían analizarlos todos ni en 1.000 años.

Debemos  ser cautelosos con el quimiotipo, puesto que, por ejemplo, el tomillo quimiotipo geraniol es muy efectivo contra los estafilococos; sin embargo, con el aceite esencial de Geranio, que tiene una cantidad superior de geraniol que el tomillo, no se obtendrán resultados para luchar contra los estafilococos, que tan bien elimina el tomillo. Debemos observar la potencia de la planta en su conjunto, puesto que no se ha llegado a descifrar todos los componenentes que la forman y entender que el quimiotipo será más o menos importante en función de los demás ingredientes del aceite esencial.

Por muchos análisis que hagamos, no es suficiente. Es necesario realizar pruebas y ensayos durante años que nos aporten la experiencia suficiente para determinar las indicaciones terapéuticas de cada aceite esencial.

Hay aceites esenciales en los que su quimiotipo diferencia más claramente sus propiedades, como es el caso del tomillo y del romero ya que sus diferencias son muy acusadas. En estos aceites esenciales es muy importe especificar su quimiotipo, puesto que hace variar sus propiedades de manera considerable, incluso que unos sean dermocáusticos y otros no. Huir de los botes que no especifiquen su quimiotipo en estos aceites. asi mismo hay diferentes aceites esenciales de Manzanilla, Geanio, Salvia y algún otro y se debe especificar a que tipo no estamos refiriendo por ejemplo si es Manzanilla Alemana, Romana o Marroquí. También debemos huir de comprar un aceite que indique por ejemplo "Aceite esencial de Manzanilla"

 

Volver al listado


Aceites esenciales sintéticos

Desgraciadamente para la aromaterapia, los químicos son capaces de crear aromas parecidos a los aceites esenciales. Estos se utilizan mayoritariamente en saborizantes, cosmética y ambientadores. A continuación damos una lista de de aromas que no se pueden obtener por ningún método de obtención, ya sea de plantas, hierba o flores. lo que hace imposible obtener aceite esencial (los que no llevan comentario son imposible de obtener): brezo, Camelia, Clavel (muy difícil obtener absoluto), Cereza, Ciclamen (escaso y muy difícil de destilar), Almendra, Coco, Flor de Loto, Passiflora, Frambuesa, Fresa, Gardenia (escaso y su precio lo hace inviable), Lilas (escaso y demasiado caro), Lirio, Loto, Madreselva ( escaso y demasiado caro), Maracuyá, Melocotón, Melón, Mora, Narciso (escaso y demasiado caro), Plátano, Piña, Orquídeas, Retama, Sandía, Trébol, Vainilla ( demasiado caro, se sustituye por vainillina), Verbena (escaso y demasiado caro), Violeta(escaso y demasiado caro).

Por más que la química avance jamás logrará acercarse a la fuerza y propiedades de un aceite esencial, sus componentes son innumerables y no olvidemos que se extraen de algo vivo, con esencia y carácter.

En los últimos días se han detectado nuevas páginas web con precios inverosímiles en las que se vende por ejemplo aceite de Sándalo 10 ml. a menos de 4 euros. Obviamente es una fragancia que se vende como aceite esencial. Esperamos que pronto haya una regulación oficial de estas actividades que no hace si no desacreditar las excelentes propiedades de los aceites esenciales.

Volver al listado

Suscríbete y obtén un
10% DE DESCUENTO
Déjanos tú contacto y te mandarenos todas novedades y ofertas chulas que tenemos para tí