• 620 271 650

  • 609 435 535

  • De 10-14 y 16-19 horas

  • info@aromium.es

¡Bienvenidos a Aromium!

Aceite esencial de lavanda

Aceite esencial de lavanda

El aceite esencial de lavanda es conocido desde hace mucho tiempo por sus propiedades curativas. Se utiliza tradicionalmente para el cuidado de las pieles sensibles o problemáticas. Sus propiedades calmantes y relajantes permiten utilizar el aceite esencial de Lavanda en difusión para aportar serenidad y bienestar.

Utilizado principalmente sobre la piel, el aceite esencial de lavanda es la referencia para el cuidado de la piel dañada o de difícil cicatrización. Imprescindible en el botiquín, también tiene efectos calmantes sobre el sistema nervioso y relaja los músculos, y se recomienda tradicionalmente en casos de dolor de cabeza, estrés o tensión muscular.

5 Artículo(s)

5 Artículo(s)

Propiedades del aceite de lavanda (Lavándula officinalis)

Dentro de las propiedades del aceite esencial de lavanda podemos distinguir entre ámbito de la salud, ámbito del bienestar y ámbito de las belleza.

En el ámbito de la salud

Propiedades:

- Potente antiespasmódico, relajante muscular, gran cicatrizante y regenerador de la piel

- Calmante, antiinflamatorio, analgésico

- Hipotensor, calmante y equilibrador del sistema nervioso

- Antiséptico general y pulmonar

Usos:

El aceite esencial lavanda se utiliza tradicionalmente para mejorar las siguientes situaciones:

- Afecciones infecciosas, cicatriciales o alérgicas de la piel: eczema, psoriasis, prurito (picor), escaras, úlceras, estrías, cicatrices.

- Trastornos nerviosos: asma, espasmos digestivos, náuseas, migrañas, alivia el dolor de cabeza

- Calambres, contracturas y espasmos musculares

- Presión arterial alta, palpitaciones, taquicardia

- Reumatismo, dolor

Sinergias:

- Calmante y relajante: aceites esenciales de Ylang-ylang, Petitgrain bigarade y manzanilla romana

- Problemas cutáneos: aceites esenciales de helicriso italiano, manzanilla alemana y geranio rosa

En la práctica:

- Confort articular y muscular: Mezclar en su preparación de aceite. Aplique su mezcla localmente dando un ligero masaje en la zona afectada.

- El aceite esencial de lavanda es uno de los aceites más conocidos para combatir el estrés y el insomnio. Calmante, calma los nervios, ayuda al cuerpo y a la mente a relajarse y facilita el sueño. Su uso ideal es como agente olfativo, en forma de baños de vapor o como ingrediente de productos de masaje aplicados a la piel.

En el ámbito del bienestar

Propiedades:

- Regula el sistema nervioso

- Calmante, sedante, antidepresivo

- Purificación tanto a nivel psicológico como físico. Aporta equilibrio y armonía. Fomenta el respeto por uno mismo, ayuda a aceptar la propia individualidad y a encontrar la propia dirección.

- Promueve la inspiración

Usos:

En este ámbito se puede utilizar el aceite esencial de lavanda para:

- Insomnio y trastornos del sueño

- Irritabilidad, estrés

- Ansiedad, angustia, estados depresivos, dificultades emocionales

Sinergias:

- Relajación: aceites esenciales de Mejorana, Palo de Rosa, Petitgrain bigarade

- Difusión: aceites esenciales de Mejorana, Baya de Linaloe, Bigarade de Petitgrain, Clementina de Petitgrain

En la práctica:

- Aliviar, calmar el estrés, tiene propiedades relajantes: dispersar en el aire, solo o en sinergia con otros aceites esenciales, en un momento en el que se sienta disponible y preparado para aceptar los beneficios del aceite esencial (sesión de meditación, relajación o simple momento de relajación). Repetir varias veces a la semana.

- Baño relajante: Mézclelo en su preparación de baño dispersable. Vierta la mezcla en el agua caliente del baño. Respira y relájate.

- Ayuda a conciliar el sueño y a dormir mejor: Mezclado en su preparación de aceite. Masajear unas gotas en el interior de las muñecas y en el plexo solar y respirar profundamente.

- Potente regenerador y calmante, el aceite esencial de lavanda es uno de los grandes aceites para el cuidado de la piel seca. Calma las pequeñas irritaciones y quemaduras solares, suaviza la piel sensible y purifica suavemente la piel propensa a los granos. También se recomienda tradicionalmente para mantener alejados a los insectos y los piojos.

En el ámbito de la belleza

Propiedades:

- En belleza, el aceite esencial de lavanda es reconocido por sus propiedades:

- Poderosa reparación y regeneración de la piel

- Purificación

Usos:

El aceite esencial de lavanda se utiliza tradicionalmente en los siguientes casos:

- Pieles sensibles, pieles irritadas, quemaduras por afeitado, quemaduras solares

- Pieles problemáticas, acné, granos

- Picaduras de insectos, picores, piojos

Sinergias:

- Efecto purificador: aceites esenciales de árbol de té, Manuka y Palmarosa

- Efecto calmante: aceites esenciales de manzanilla alemana y tanaceto anual

- Efecto reparador: aceites esenciales de Helichrysum italiano, Cistus ladanifera

En la práctica:

- Cuidado de nuestra piel: Mezclar hasta un 2% en su preparación cosmética para la piel como crema, gel o leche.

Por otra parte, los aceites esenciales, entre ellos el de lavanda, se utilizan desde hace mucho tiempo para purificar y limpiar el aire, lo que tiene fama de ayudar en la lucha contra las infecciones microbianas y fúngicas (propiedades antibacterianas y antimicoticas). Sus numerosas indicaciones y su gran suavidad hacen del aceite esencial de lavanda bio una de las joyas de la aromaterapia moderna.

Precauciones:

Antes de aplicarlo en grandes zonas es mejor comprobar en una zona más pequeña esperando ver la reacción.