• 620 271 650

  • 609 435 535

  • De 10-14 y 16-19 horas

  • info@aromium.es

¡Bienvenidos a Aromium!

Aceites esenciales venta online.Ofertas en aceites esenciales

Regalo seguro

Comprar aceites esenciales, la mayor selección online de aceites.

Comprar aceites esenciales en Aromium con selección de los mejores aceites esenciales tanto de agricultura ecológica como convencional procedentes de todo el mundo.  Ya puede comprar nuestros aceites  libres de Parabenos y Fenoxietanol, (conservantes químicos) perfumes de síntesis y otros derivados petroquímicos. Sin intermediarios, directamente del productor lo que nos permite ofrecer aceites esenciales quimiotipados puros con una relación calidad - precio excepcional aplicando los principios del comercio justo. Nuestros aceites son 100% naturales y de grado terapéutico. (quimiotipados). Recomendamos nuestro aceite esencial árbol del té. y nuestro aceite de romero. Puedes comprar aceites esenciales a los mejores precios con una gran calidad en todos nuestros productos.

Selección de los mejores aceites esenciales

Aromium aceites esenciales

Aceites esenciales, propiedades y comprar online.

Qué es un aceite esencial y sus propiedades

Los aceites esenciales son el gas volátil y oloroso extraído de ciertas plantas aromáticas por destilación al vapor de agua o por expresión en frío (es el caso de los cítricos). Las plantas aromáticas que permiten obtener aceite esencial se encuentran entre las más sofisticadas del reino vegetal: son las únicas capaces de sintetizar su esencia. De las 800.000 especies de plantas que existen solo se puede extraer aceite esencial de un 10% de ellas. La extracción o expresión en frío, o mecánico, como en el caso de los cítricos, se obtiene por expresión del contenido de la superficie de la corteza. Comprar aceites esenciales en Aromium es una garantía de calidad, más de 10 años en el sector de la venta online.

La destilación al vapor de agua es el proceso más antiguo y el que sigue siendo más utilizado para la extracción de moléculas aromáticas, especialmente si se van a utilizar con fines terapéuticos. Para ser destiladas, las plantas se colocan en un alambique. En aromium.es podrá comprar aceite esencial de gran calidad, disponemos de la mayor selección de productos para su compra.

Bajo el efecto de calor, el agua se transforma en vapor. Dicho vapor pasa a través de la planta dando como resultado la volatilización de las moléculas aromáticas, y se condensa de nuevo en el serpentín del condensador. En la salida, un recipiente llamado florentina o esenciero separa el aceite esencial que flota en la superficie. Al agua resultante se la conoce como hidrolato, más conocida como agua floral.

Aromium selecciona los mejores aceites esenciales procedentes de todo el mundo, tanto de agricultura ecológica como convencional. Están libres de Parabenos y Fenoxietanol, (conservantes químicos) perfumes de síntesis y otros derivados petroquímicos. Proceden directamente del productor y sin intermediarios, lo que nos permite ofrecer aceites esenciales quimiotipados puros, con una relación calidad precio excepcional, aplicando los principios del comercio justo. Nuestros aceites esenciales son 100% naturales y de grado terapéutico.

Los aceites esenciales han sido utilizados por muchas civilizaciones y sus beneficios son muchos y muy variados.

Aceites esenciales, beneficios y propiedades

Los aceites esenciales son el gas volátil y oloroso extraído de ciertas plantas aromáticas por destilación al vapor de agua o por expresión en frío (como en el caso de los cítricos). Los términos extracción o expresión en frío, o mecánico (caso de los mencionados cítricos) se obtiene por expresión del contenido de la superficie de la corteza.

La destilación al vapor de agua es el proceso más antiguo y actualmente el más adecuado para la extracción de las moléculas aromáticas, especialmente si se van a utilizar con fines terapéuticos.

Para ser destiladas, las plantas se colocan en un alambique. El agua se transformará en vapor por efecto del calor. Este vapor pasa a través de la planta dando como resultado la volatilización de las moléculas aromáticas, las cuales se condensan de nuevo en el serpentín del condensador. A la salida, un recipiente llamado florentina o esenciero separa el aceite esencial, ­el cual flota en la superficie del agua resultante de la destilación; esta agua se denomina hidrolato, más conocida como agua floral.

La proporción de destilación de aceite esencial varía dependiendo de la planta. Así, generalmente, por cada 100 kg de plantas se obtienen alrededor de 3 kg de aceites esenciales de eucalipto o de pino, pero por ejemplo, del enebro, solo se obtienen 500 gr. Por esta razón los precios de los aceites esenciales varían.

Aceites esenciales todo lo que debe saber

El reino vegetal es generoso y nos ofrece sus beneficios de distintas maneras. ¡Pero cuidado! La planta en sí misma no tiene las mismas virtudes que su aceite esencial.

El aceite esencial es el epítome de una planta, un concentrado de ingredientes activos. Cada aceite esencial tiene sus particularidades, pero todos ellos comparten poderosas propiedades antisépticas, así como la capacidad de atravesar la piel, penetrando rápidamente en el torrente sanguíneo para alimentar los órganos del cuerpo.

Como prueba, se puede hacer el siguiente experimento: se aplican unas gotas de aceite esencial de eucalipto en la planta de los pies, esperar media hora y después echar el aliento en la cara de un familiar o un amigo. Este confirmará que el olor de tu aliento es fresco, es decir, que la velocidad de penetración del aceite esencial es fantástica.

Los aceites esenciales pueden ser igualmente inhalados; también llegarán al torrente sanguíneo a través de los pulmones, pero con mucha menor intensidad que por vía tópica.

Precaución con aceites esenciales

Únicamente los aceites esenciales naturales tienen propiedades terapéuticas. Los aceites esenciales artificiales industriales, completamente químicos, son útiles en perfumería, farmacia o industria pero sin ninguna propiedad terapéutica.

Siempre es mejor asegurarse de que los aceites esenciales sean puros y deterpenados. Un aceite esencial de buena calidad se ha producido por destilación al vapor de agua o por prensado en frío, y no a través de disolventes; el aceite esencial debe indicar el nombre de la planta original, con su nombre en latín así como su especificidad bioquímica y su origen.

Historia de los aceites esenciales

Los primeros rastros de uso de la aromaterapia se remontan a más de treinta mil años. Los aborígenes australianos, a través de la fumigación, eran grandes consumidores del árbol de té o Melaleuca alternifolia, hoy un aceite esencial muy prometedor, antibacteriano, antiviral, antiparasitario y anti fúngico.

La evidencia más antigua sobre la obtención de productos naturales está contenida en los libros sánscritos de los Ayurvedas. Las herramientas que utiliza la medicina ayurvédica son variadas e incluyen masajes ayurvédicos, aceites medicinales, hierbas, etc. En la India se utilizaron ampliamente aguas aromáticas y perfumes, tanto en sacrificios religiosos como para la limpieza del cuerpo, la mente o el hábitat; también en baños aromáticos y masajes.

China también ha utilizado las plantas medicinales y sus esencias durante siglos. Le Pen Tsao, primer libro medicinal que data del tercer milenio antes de Cristo, describe el uso de un centenar de plantas como el anís, la cúrcuma, la canela, el jengibre, entre otras.

Los egipcios y los persas eran expertos en el arte de la destilación. Prueba de ello son las inscripciones encontradas hace 4.000 años en Mesopotamia y en jeroglíficos que datan de 3.500 años.

Los egipcios supieron aislar los perfumes, extraer por destilación la trementina de la resina Pistacia terebenthus, sin duda, el primer aceite esencial extraído por destilación seca.

Los egipcios crearon esencias para su uso personal así como para rituales y ceremonias en  templos y pirámides. Los aceites esenciales eran especialmente utilizados para embalsamar a los muertos y para la conservación de las momias gracias a sus propiedades antisépticas.

A partir de datos históricos antiguos sabemos que se utilizaban sustancias balsámicas con propiedades aromáticas para preparaciones medicinales. Los preciosos aceites de incienso, mirra, gálbano, romero, hisopo, casia, canela o nardo se utilizaban ampliamente para tratar y ungir a los pacientes. El papiro de Ebers, descubierto en 1817 y que data de 1.500 años antes de Cristo, fue denominado el "pergamino medicamento". En él se mencionan más de 800 recetas y remedios a base de hierbas.

Otros pergaminos indicar que los egipcios tenían una alta tasa de éxito en el tratamiento de 81 enfermedades diferentes.

Los aceites esenciales en libros

En la Biblia hay más de un centenar de referencias a los compuestos aromáticos. Parece ser que los profetas bíblicos aceptaban que los aceites esenciales les protegían de las enfermedades. Los Reyes Magos obsequiaron al niño Jesús con sustancias valiosas como el incienso y la mirra.

Los griegos de la antigüedad también utilizaban aceites esenciales para sanar el cuerpo. Hipócrates, llamado el Padre de la Medicina, descubrió las enormes propiedades del enebro, del cedro, de las maderas fragantes y de las plantas aromáticas en general. Actualmente, el trabajo del Padre de la Medicina, donde se recomienda la sanación mediante las fuerzas naturales de auto-sanación y el uso de las especias en alimentos y medicinas, se reconoce en todo el mundo.

En el siglo I después de Cristo, Discoride, médico griego de Asia Menor, escribió el libro "Sobre el tema de Materia Médica", haciendo referencia a los usos médicos de los destilados. En él se enumeran alrededor de 519 especies de plantas.

Los romanos fueron los principales usuarios de perfumes y especias utilizadas en forma de fragancias o extractos. Conocían las propiedades antibacterianas y antisépticas de las plantas aromáticas que cultivaban. Durante la gran peste, Esculapio aconsejó realizar fumigaciones de extractos de plantas como el romero, laurel, salvia, canela y clavo de olor.

Asimismo, las avanzadas civilizaciones aztecas, mayas e incas conocían el uso de las hierbas aromáticas. Utilizaban bálsamo de estoraque, copaiba y sasafrás, que sirve para sanar heridas e infecciones.

Aromaterapia moderna. Aceites esenciales

Los aceites esenciales fueron introducidos en Occidente por los árabes. El gran médico persa Avicena desarrolló, hacia el año 1000, la destilación al vapor para la extracción de aceites esenciales puros, a partir de la creación del alambique. Los árabes, los principales usuarios de la alquimia y la medicina a partir de fuentes naturales, también inventaron el serpentín para mejorar la refrigeración en las técnicas de la destilación.

Los primeros documentos sobre la historia de la destilación se remontan a los escritos de Geber (Dschabir) en el siglo IX, que dan la descripción de la destilación seca y la destilación acuosa.

Los pueblos árabes estudiaban las propiedades químicas de los aceites esenciales. El aceite esencial de rosas alcanzó gran valor en Oriente Medio. Los Reyes y gobernantes hacían trueques de este aceite esencial a cambio de tierras, oro y esclavos. Llegó a ser más valioso que el mismo oro.

La aromaterapia llega a Europa en el siglo XIII. A la vuelta de las Cruzadas, los caballeros traen el uso de la aromaterapia. En ese momento a los farmacéuticos se les llama "aromatherii".

En el siglo XIII, Arnaldo de Villanova da Bachuone trabajó con trementina y romero e hizo la primera descripción seria sobre la destilación de aceites esenciales. Ramon Llull ofrece una descripción detallada de la destilación de la salvia. Al mismo tiempo consigue destilar el aceite esencial de almendras amargas, canela, rosa y sándalo.

En el siglo XIV se perfeccionan los aparatos de destilación en laboratorios médicos y alquimistas. Solamente se consideraba un verdadero aceite esencial al aceite de trementina, aunque de él se extrajera el aceite esencial de pino, de mucha mayor calidad. A finales del siglo XV, un médico de Estrasburgo, Jerome Brunschwig, sólo menciona la trementina, la madera de enebro y el romero. El producto de esa destilación eran las quintaesencias (Essentiae Quintae). Pero el resultado consistía en fuertes destilados alcohólicos. Todavía no tenían noción de lo que eran los aceites esenciales.

Entre los muchos libros sobre el arte de la destilación destaca el "Liber de distillatione", escrito en 1563 por Giovanni Battista della Porta, donde se distinguen aceites grasos, aceites esenciales y cómo separar la esencia del agua floral.

En Provenza, en particular, boticarios y herbolarios prescriben gradualmente aceites esenciales de lavanda, tomillo y romero.

Al final del siglo XIX, con el advenimiento de la química orgánica, las especies revelan gradualmente sus secretos: son una mezcla de muchos componentes, terpenos, alcoholes, ésteres, aldehídos, cetonas, fenoles, etc.

En 1918, René-Maurice Gattefossé, verdadero padre de la aromaterapia moderna, químico y perfumista, se quemó la mano durante una explosión en su laboratorio. Rápidamente sumergió la mano en aceite esencial de lavanda. Fue tan grande el alivio y la curación de la herida que aún hoy desconcierta. Ante este sorprendente resultado, se dedicó al estudio de los aceites esenciales antibacterianos. En 1929, Sevelinge, farmacéutico, se dedicó al estudio de los aceites esenciales en la medicina veterinaria y confirmó el gran trabajo de Gattefossé.

En 1964, el Dr. Jean Valnet fue autor de un vasto tratado del uso medicinal de los aceites esenciales. Estos especialistas en medicina a base de hierbas y aromaterapia se irán formando en la utilización de aceites esenciales, método terapéutico capaz de aliviar las dolencias que padecemos e, incluso, llegar a curarlas.

¿Qué son los aceites esenciales y cómo se obtienen? 

Los aceites esenciales son aceites aromáticos de origen vegetal que se extraen de diferentes tipos de plantas, generalmente a través de procesos de destilación o por métodos mecánicos como el prensado en frío. Pueden aplicarse por vía tópica (es decir, directamente sobre la piel) o inhalarse para absorber sus propiedades beneficiosas sobre una serie de enfermedades y problemas de salud.

También son empleados en la elaboración de cosméticos para el cuidado facial y productos naturales de limpieza. Se han descubierto cientos de tipos diferentes de aceites esenciales y cada uno posee sus propias bondades..

Los aceites esenciales suelen llevar el mismo nombre de la planta de la que se extraen. También pueden denominarse según los compuestos químicos específicos que contienen. A menudo también es común encontrar en el mercado combinaciones de varios tipos de aceites esenciales. No se denominan "aceites esenciales (o esenciales)" porque sean vitales para la supervivencia de una planta, sino porque contienen la esencia de la fragancia de esa planta .

¿Cómo se aplican los aceites esenciales puros?

Los aceites esenciales que son puros (es decir, aquellos que conservan al 100% sus propiedades naturales) se utilizan comúnmente en la práctica de la aromaterapia, donde se inhalan a través de una variedad de métodos.

Las sustancias químicas de los aceites esenciales pueden aplicarse en el cuerpo de varias maneras. Cuando se aplican sobre la piel, algunas sustancias químicas de las plantas son absorbidas por el organismo por capilaridad pasando al riego sanguíneo. (Es la forma más efectiva de usar aceites esenciales)Se cree que ciertos métodos de aplicación pueden mejorar la absorción, como la aplicación con calor o en diferentes zonas del cuerpo. Sin embargo, la investigación en esta área es escasa y no hay evidencia que lo demuestre. La inhalación de los aromas de los aceites esenciales puede estimular zonas del sistema límbico, que es la parte del cerebro que interviene en las emociones, el comportamiento, el olfato y la memoria a largo plazo. Por tanto, uno de los principales beneficios asociados a los aceites esenciales es que promueven la relajación y ayudan a calmar el cuerpo y la mente.

¿Cómo se obtienen los aceites esenciales?

Los aceites esenciales son extraídos de diversas partes de las plantas aromáticas, como hojas, flores, tallos, semillas, ramas, raíces y frutos. Para la extracción de tan solo 1 kilogramo de aceites esenciales se necesita una gran cantidad de material vegetal.

He aquí algunos ejemplos:

  • Para extraer 1 kg de aceites esenciales de lavanda, se necesitan entre 100 y 150 kg de material vegetal.
  • Para extraer 1 kg de aceites esenciales de helicriso, se necesitan entre 1100 y 1400 kg de material vegetal.
  • Para extraer 1 kg de aceites esenciales de rosa, se necesitan entre 2000 y 3000 kg de material vegetal.

 La cantidad de aceite esencial que puede extraerse de cada kilogramo de material vegetal, varía de acuerdo a la planta y la cosecha. Asimismo, existen varios métodos de extracción de aceites esenciales. Los más comunes son: el prensado en frío, la destilación a vapor, la extracción con dióxido de carbono y la extracción con disolventes.

Prensado en frío

El prensado en frío consiste en una técnica mecánica que permite extraer los aceites esenciales de cítricos como el limón, la naranja, la mandarina y el pomelo. El aceite esencial se obtiene de la cáscara de la fruta, rallándola, para luego molerla, ya sea mecánicamente o a mano. Las células que contienen el aceite esencial son destruidas en este proceso y de esa manera se obtiene el aceite.

Hay algunas especies vegetales con la capacidad de producir diferentes variedades de aceites esenciales dependiendo de qué parte de la planta se utilice para la extracción, y cada variedad tiene beneficios diferentes aunque una composición química parecida. Por citar un ejemplo, del naranjo amargo pueden obtenerse tres aceites esenciales diferentes: de las flores, se extrae aceite esencial de neroli; de las hojas, aceite esencial de granito francés (petitgrain); y de la cáscara, aceite esencial de naranja amarga.

Destilación a vapor

Es uno de los métodos más comunes para extraer aceites esenciales. Cerca del 80% de los aceites esenciales se extraen con procesos de destilación a vapor. Las plantas secas o frescas se colocan en grandes recipientes metálicos por los que pasa el vapor durante el proceso de destilación, rompiendo su estructura celular a través del calor y liberando su aceite esencial.

Luego, el vapor y las moléculas de los aceites esenciales pasan a un tanque de enfriamiento donde adquieren su forma líquida y son almacenados en un recipiente especial. El líquido resultante es una mezcla de agua y de aceite, y debido a que los aceites esenciales no se disuelven en el agua, es posible separarlos sin complicaciones del agua.

He aquí algunos ejemplos de aceites esenciales extraídos de esta manera: menta, albahaca, jengibre, romero, incienso y canela. 

Extracción con dióxido de carbono

Se trata de una técnica relativamente moderna de extracción de aceites esenciales mediante el uso de alta presión y baja temperatura. El procedimiento es costoso y no es muy común. La extracción se realiza en una cámara cerrada y toma poco tiempo, lo que permite extraer incluso las moléculas aromáticas más volátiles y sensibles al calor, sin dañarlas ni dejar residuos.

Extracción con disolventes 

Los aceites extraídos de esta manera se conocen como absolutos; no son aceites esenciales puros, ya que el producto final contiene componentes químicos insolubles procedentes del disolvente. Para obtener un absoluto se necesita un disolvente de hidrocarburos como el pentano, el benceno, el etanol, el hexanol o el metanol. El disolvente se aplica al material vegetal y se calienta poco a poco para liberar las moléculas aromáticas. Luego de que es extraído el aroma, éste se filtra para eliminar los disolventes y obtener una sustancia conocida como “concreto”. El concreto es una sustancia sólida, similar a la cera, compuesto aproximadamente por un 50% de cera y un 50% de aceite.

Para hacer el absoluto, el concreto se derrite mezclándolo y calentándolo con alcohol puro. Posteriormente, esta mezcla se destila al vacío para eliminar el alcohol y los residuos, y separar la cera insoluble. Lo que queda es una sustancia viscosa y colorida conocida como “absoluto”. Esta técnica se utiliza habitualmente para extraer los aceites esenciales de flores delicadas como el jazmín ya que no puede extraerse al vapor de agua puesto que la flor se estropea. 

¿Cuáles son las propiedades de los aceites esenciales?

  1. Antiséptico: Todos los aceites esenciales actúan como antisépticos, y son capaces de eliminar las cuatro clases de patógenos: los virus, las bacterias, los hongos y los parásitos.
  2. Antialérgico: Numerosos aceites esenciales pueden actuar eficazmente como antialérgicos, dependiendo del tipo de tipo de alergia, y las causas y gravedad de la misma.
  3. Sedantes: Cualquier aceite esencial puede estimular la relajación. En especial, aceites esenciales como el de lavanda y el de neroli son conocidos por su eficacia para calmar los nervios, tratar los problemas de insomnio y disminuir el estrés y la ansiedad.
  4. Neurotónico: Aceites esenciales como el de romero estimulan el sistema nervioso, la memoria, la claridad mental y las funciones cognitivas del cerebro, lo cual resulta de gran ayuda para mejorar el desempeño en los procesos creativos e intelectuales.
  5. Diurético: El anís y otras plantas producen aceites esenciales que estimulan la purificación del organismo mediante la orina. Los efectos diuréticos son beneficios para prevenir la retención de líquidos, eliminar toxinas y tratar enfermedades como la celulitis.
  6. Equilibrador corporal: Cada aceite esencial contiene muchas sustancias. De ellas, el cuerpo solo toma lo que necesita y el resto lo desecha mediante la orina (tal y como ocurre con los nutrientes obtenidos por la ingesta de alimentos). Esto hace que los aceites esenciales sean ideales para equilibrar cualquier desbalance que pueda haber en nuestro cuerpo.
  7. Astringente: Hay dos clases de aceites esenciales con propiedades astringentes: el primero, produce sequedad en los tejidos orgánicos, lo cual puede ser de ayuda para detener hemorragias causadas por heridas y tratar hemorroides y otras lesiones en la piel; la segunda, regula la secreción de las glándulas sebáceas, lo cual es beneficioso para el cuidado y mantenimiento de las pieles grasas.
  8. Cardiotónico: Los aceites esenciales pueden ser beneficiosos para la función cardíaca, ya que por sus efectos relajantes regulan el ritmo de los latidos del corazón y de la respiración. Esto puede resultar muy beneficioso para pacientes que acaban de someterse a intervenciones quirúrgicas.
  9. Analgésico: Los aceites esenciales que en su composición contienen muchos alcoholes, poseen propiedades analgésicas. Esta es una de sus principales propiedades, porque puede disminuir el dolor e inclusive ayudar a aliviar problemas relacionados.
  10. Descongestionante: Algunos aceites esenciales promueven la circulación del sistema sanguíneo y linfático. Este efecto le confiere propiedades descongestionantes, lo cual puede mejorar el aspecto de la piel y ser de ayuda en el tratamiento de problemas como las varices.
  11. Afrodisíaco: Los aceites esenciales de algunas plantas como el jazmín y la rosa, son conocidos por sus propiedades afrodisíacas.

Listado de aceites esenciales más populares con propiedades para la salud.

  1. De eucalipto: Alivia los síntomas del resfriado o la gripe. Se combina frecuentemente con la menta. Muchas personas son alérgicas al eucalipto, por lo que hay que proceder con precaución.
  2. De limón: Alivia los síntomas del estrés y la depresión, y mejora el estado de ánimo.
  3. De albahaca: Se utiliza para mejorar la concentración, reducir los dolores de cabeza y las migrañas, y los efectos de la depresión.
  4. De pimienta negra: Se utiliza mucho para mejorar la circulación, aliviar los espasmos musculares y las contusiones
  5. De citronela: Prima de la hierba de limón, es un repelente de insectos y mosquitos.
  6. De romero: Puede favorecer el crecimiento del cabello, mejorar la memoria, prevenir los espasmos musculares y ayudar al sistema nervioso y circulatorio.
  7. De manzanilla: Puede utilizarse para tratar el eczema.
  8. De geranio: Puede utilizarse para aliviar la ansiedad y tratar problemas de la piel. También se usa como repelente de mosquitos.
  9. De Árbol del té: Contiene propiedades antisépticas, antimicrobianas y desinfectantes. Se utiliza mucho en champús y productos cutáneos para tratar el acné, las picaduras y las quemaduras.
  10. De jengibre: Es usado para aliviar los dolores articulares y aumentar la flexibilidad.
  11. De Aceite esencial de tomillo: Alivia el estrés, la fatiga y el nerviosismo.
  12. De Aceite esencial de jazmín: Se ha identificado como afrodisíaco y estimulante del flujo sanguíneo.
  13. De aceite esencial de lavanda: Alivia las migrañas y los dolores de cabeza, combate el insomnio, la ansiedad y relaja. A veces se utiliza como antiséptico para quemaduras y heridas leves.
  14. De clavo de olor: Es un analgésico tópico muy utilizado para el dolor de muelas. Tiene propiedades antifúngicas, antioxidantes y antimicrobianas.
  15. De bergamota: Es beneficiosa para los sistemas urinario y digestivo.
  16. De eucalipto: Puede ayudar a aliviar problemas de la piel como la celulitis y la varicela si se usa junto al aceite esencial de bergamota. También es beneficiosa para aliviar los efectos del resfriado y las alergias. 

¿Qué son los quimiotipos de los aceites esenciales? 

Cada aceite esencial incluye en su composición química diversos principios activos. En algunas plantas, estos principios activos pueden variar en función de una serie de factores como el tipo de suelo en que fue cultivada, la región geográfica, el clima y la estación del año, entre otros.

Los quimiotipos son una manera de clasificar las distintas variaciones que cada planta puede tener en su composición química -debido a la influencia de las condiciones ambientales en que ha crecido- y designar a la molécula que se encuentra en mayor abundancia. Así, dos plantas del mismo género y especie pueden lucir idénticas pero presentar variaciones químicas si han crecido en condiciones diferentes.

Por ejemplo, el aceite esencial de romero tiene varios quimiotipos, siendo los más utilizados: alcanfor, verbenona y cineol. Cada quimiotipo define las propiedades que tiene el aceite y, por ende, su aroma, sus beneficios y los usos que puede dársele.

Conocer los distintos quimiotipos de los aceites esenciales nos permitirá estar seguros de comprar el aceite correcto, ya que escogeremos la variedad adecuada para el uso que pensamos darle. 

Para esclarecer este concepto y hablando en términos generales, es posible afirmar que existen dos calidades diferentes de aceites esenciales:

  1. Calidad estándar: Esta clase de aceite esencial se extrae de una planta que no se ha identificado botánicamente, que se cultiva industrialmente y cuya recolección puede no haberse realizado en el momento más apropiado. En ocasiones la extracción del aceite esencial es incompleta, por lo que la mayoría de las veces se recombina o hasta se reconstituye químicamente.
  2. Calidad quimiotipada: Esta clase de aceite esencial es 100% natural y 100% puro, pues es obtenido siguiendo procesos de extracción íntegra y usando plantas identificadas botánicamente que son recolectadas en el momento más apropiado. Los compuestos químicos del aceite esencial (y su quimiotipo, si lo tiene) son conocidos y responden al perfil cualitativo que debe tener esa variedad de la planta. Cuando un aceite esencial cumple con este criterio de calidad, podemos decir que es de calidad quimiotipada.

¿Los aceites esenciales se pueden ingerir? 

Esta es una pregunta común entre personas que comienzan a usar aceites esenciales: ¿qué aceites esenciales son aptos para la ingestión?

A grandes rasgos, los aceites esenciales que pueden ingerirse se agrupan en cuatro categorías diferentes:

  • Herbáceos.
  • Cítricos.
  • Especias.
  • Suplementos.

Ten en cuenta, además, que para poder ingerir un aceite esencial de una planta que resulte apta para la ingesta, este ha de tener una calidad quimiotipada. Es decir, han de ser 100% naturales, 100% puros y 100% íntegros.

Herbáceos

Orégano, mejorana (Marjoram), hierbabuena (spearmint), albahaca (basil), lavanda (lavender), estragón (Tarragon), menta (peppermint), tomillo (thyme), romero (rosemary), Salvia (Sage), laurel (laurus nobilis), ajedrea (Mountain Savory), manzanilla alemana (German Chamomile) y lemongrass.

Cítricos

Mandarina (tangerine), Citrus Fresh, bergamota (bergamot), limón (lemon), naranja (orange), pomelo (grapefruit), lima (lime) y jade limón (lemon jade).

Especias

Clavo (clove), cilantro (coriander), dill (eneldo), pimienta negra (black pepper), zanahoria (carrot seed), apio (celery), jengibre (ginger), nuez moscada (nutmeg), canela (cinnamon), hinojo (fennel) y cardamomo (cardamom).

Contraindicaciones y precauciones en el uso de los aceites esenciales

No porque algo se obtenga de la naturaleza significa que esté libre de riesgos o de efectos secundarios.Las plantas y los productos vegetales contienen muchos compuestos bioactivos que pueden ser nocivos para la salud si no se usan adecuadamente. Lo mismo sucede con los aceites esenciales, los cuales pueden resultar tóxicos o incluso letales. Por tanto, para que su uso sea seguro, se recomienda seguir las siguientes contraindicaciones y precauciones:

  • No se recomienda el uso de los aceites esenciales a las mujeres embarazadas ni a las madres lactantes.
  • No se debe suministrar aceites esenciales a bebés ni a niños menores de 3 años. Su uso en menores de 12 años siempre debe estar supervisado por un especialista. 
  • La ingesta de aceites esenciales se desaconseja a menos que se tengan indicaciones específicas de un especialista que controle la dosificación y la duración del tratamiento. 
  • Para prácticas que involucren la inhalación o la aplicación dérmica, se recomienda leer atentamente las etiquetas de los aceites esenciales que se piensa utilizar y examinar sus instrucciones de uso, así como sus sellos de calidad o certificaciones.

¿Dónde comprar aceites esenciales?

El uso de los aceites esenciales es cada vez más habitual. Se han convertido en una alternativa natural para quienes buscan recibir beneficios orientados a mejorar la salud física y mental. Por tanto, su uso se ha vuelto popular entre diversos grupos de personas, como deportistas, practicantes de yoga y meditación, pacientes de enfermedades, estudiantes, entre otros. Dado a que cada día se habla más sobre ellos, es fácil encontrarlos en una gran variedad de tiendas y establecimientos. Sin embargo, la clave está en comprar aceites esenciales puros como los que se venden en Aromium, que sean 100% puros y no tengan ingredientes añadidos de origen sintético que dejen residuos en nuestra piel, en nuestros pulmones o en nuestro organismo (si los vamos a ingerir).

En nuestra tienda online aromium.es encontrarás la mejor selección de aceites esenciales de calidad quimiotipada, procedentes de las mejores plantas y productores de todo el mundo. Comprar un aceite esencial en Aromium es adquirir un producto que cumple con todas las garantías de máxima calidad, tiene un origen 100% natural, y resulta adecuado y seguro para fines terapéuticos como la práctica de la aromaterapia.

1