Cerrar

¡Bienvenidos a Aromium!

flecha

Ricino Aceite Vegetal 1ª prensada

Sea el primero en opinar sobre este producto

Disponibilidad: En existencia

Nombre del producto Precio
IVA inc.
Cantidad
Ricino 1ª prensada 125 ml
2,95 €
Ricino 1ª prensada 1000 ml
13,25 €
Reward Points Policy You will earn Reward points 0 for buying this product.

Descripción rápida

Por vía tópica, el aceite de ricino es un gran antiviral, antibacteriano, antifúngico y para tratar gran variedad de afecciones de la piel, reducir el dolor y estimular el sistema inmunológico.
Aceite vegetal Ricino

Más vistas

  • Aceite vegetal Ricino

Detalles;; Detalles de Ricino Aceite Vegetal 1ª prensada

Nombre botánico: Ricinus communis 

Família:  Euforbiáceas

Parte utlizada: Semillas

Cultivo:Convencional 1ª prensada

Lote: AVR007  Cad: 12/2019

Origen:    

Certificado   

 

 

Nuestro aceite de Ricino contiene un 87,10% de ácido ricinoleico lo que por precio lo hace insuperable con su homónimo de 1ª prensada.

Por vía tópica, el aceite de ricino es un gran antiviral, antibacteriano, antifúngico y para tratar gran variedad de afecciones de la piel, reducir el dolor y estimular el sistema inmunológico.

Refuerza y endurece las uñas, buen hidratante, controla la caída del cabello, lo nutre y lo previene de la caspa, apto como ingrediente de jabones por su capacidad espumante. Su alto contenido en ácido ricinoleico nos ayuda en el tratamiento del eccema, acné, escamas, cicatrices…

 

 

Información adicional Propiedades Ricino Aceite Vegetal 1ª prensada

Propiedades Especificaciones tecnicas
Indicaciones No
Por vía tópica, el aceite de ricino es un gran antiviral, antibacteriano, antifúngico y para tratar gran variedad de afecciones de la piel, reducir el dolor y estimular el sistema inmunológico.
Refuerza y endurece las uñas, buen hidratante, controla la caída del cabello, lo nutre y lo previene de la caspa, apto como ingrediente de jabones por su capacidad espumante. Su alto contenido en ácido ricinoleico nos ayuda en el tratamiento del eccema, acné, escamas, cicatrices…
Los beneficios del aceite de ricino se pueden constatar por su aplicación tópica, y parece ser útil para una variedad de afecciones de la piel como la queratosis, dermatosis, cicatrización de heridas, acné, tiña, verrugas y otras infecciones de la piel, quistes sebáceos, picor e incluso la pérdida de cabello.

Los principales efectos secundarios del aceite de ricino son reacciones cutáneas leves en casos aislados que remiten con la aplicación de otro aceite vegetal como el aceite de oliva extra virgen y trastornos gastrointestinales, que no es muy sorprendente teniendo en cuenta las acciones del agente en su pared intestinal, por lo que consideramos que no hay suficientes estudios para que se pueda ingerir y de ser así debería ser sin refinar.

El aceite de ricino es degradado por el intestino delgado que actúa como un irritante para el revestimiento intestinal. Este efecto es el que da el aceite de ricino la capacidad de revertir el estreñimiento, pero también es la razón por la que algunas personas acusan molestias digestivas, diarrea, y otros efectos secundarios gastrointestinales. Si sufres de calambres, colon irritable, úlceras, diverticulitis, hemorroides, colitis, prolapsos, o has sido sometido recientemente a cirugía, probablemente deberías evitar el aceite de ricino debido a estas posibles reacciones adversas.
Sigue leyendo, porque estás a punto de explorar el mito y el misterio de este aceite inusual, y por supuesto, investigar lo que la ciencia moderna tiene que decir al respecto. Sin embargo, independientemente de lo que algunas de las investigaciones han sugerido, debes ser muy cauteloso al utilizar el aceite de ricino ya que la información es aún escasa y hay varios informes conocidos de efectos secundarios desagradables que experimentan algunos usuarios.


Historia del aceite de semilla de ricino

El aceite de ricino es un triglicérido, compuesto de ácidos grasos, 90 por ciento de los cuales son ácido ricinoleico.

Este ácido graso único se encuentra en concentraciones más bajas en algunas otras semillas y aceites (0,27 por ciento en el aceite de semillas e algodón y 0,03 por ciento en el aceite de soja) y se piensa que es el responsable de las propiedades curativas únicas del aceite de ricino. La planta de semillas de ricino es nativa de la India.
Hace siglos, la planta fue referida como "Palma Christe" porque las hojas se dice que se asemejan a la mano de Cristo. Esta asociación surgió probablemente por el temor de la gente a sus capacidades curativas.
Fue adoptado más tarde para uso medicinal en el antiguo Egipto, China, Persia, África, Grecia, Roma, y, finalmente, en el siglo 17 en Europa y las Américas. El aceite de ricino es utilizado ampliamente en la industria. El tallo de la planta se utiliza en la industria textil, en particular en Rusia, donde el aceite de ricino se conoce como "Kastorka." El aceite tiene una viscosidad muy consistente y no se congela, lo que lo hace ideal para los dispositivos de lubrificación en climas fríos. Sus usos incluyen:

• aditivo alimentario y agente saborizante
• inhibidor de moho
• Ingrediente en productos de cuidado de la piel y cosméticos (pintalabios, champú, jabón y otros)
• Se utiliza en la fabricación de plásticos, cauchos, resinas sintéticas, fibras, pinturas, barnices, lubricantes, selladores, tintes, y tratamientos de cuero.


Aunque el aceite de ricino se ha utilizado tradicionalmente para ayudar a estimular el parto en mujeres embarazadas sanas, hay informes generalizados de náuseas, incluyendo un estudio en 2001 en el que todas las mujeres las padecieron.

El aceite de ricino y su ácido ricinoleico mejoran la absorción de otros agentes a través de tu piel. Y el aceite de ricino muestra alguna propiedad en el tratamiento de cáncer. Según la Sociedad Americana del Cáncer:
"Los oncólogos ahora utilizan el aceite de ricino como un vehículo para la entrega de algunos medicamentos de quimioterapia a los tumores cancerosos.
Estudios demuestran que el aceite de ricino actúa como un agente antimicrobiano, anti-inflamatorio y inmuno-estimulante.
Mientras que el aceite de ricino ha sido investigado a fondo para su uso industrial, sólo una mínima cantidad de investigación se ha dirigido hacia sus beneficios medicinales. Dicho esto, las propiedades curativas del aceite de ricino parecen haber sobrevivido a incontables generaciones.
En un estudio del año 2000 se demostraron los efectos del ácido ricinoleico sobre la inflamación, los investigadores encontraron que ejerce propiedades antiinflamatorias "similares a la capsaicina”.
El sistema linfático
Uno de los beneficios de salud más apremiantes, de ser cierto, es el soporte de aceite de ricino a tu sistema inmunológico. Esta propiedad no requiere ingerir el aceite, sólo aplicación externa.
McGarey informó de que, cuando se utiliza correctamente, el aceite de ricino mejora la función de la glándula timo y otros componentes de tu sistema inmunológico. Más específicamente, se encontró en dos estudios separados que los pacientes que utilizaron aceite de ricino en la zona abdominal tuvieron un aumento significativo en la producción de linfocitos en comparación con a los que se les aplicó un aceite placebo.

Los linfocitos son las células que combaten la enfermedad de su sistema inmunológico y se producen y almacenan principalmente en el tejido linfático (timo, bazo y ganglios linfáticos). Cientos de miles de túbulos linfáticos permiten a los residuos que se obtiene de tus tejidos y se transportan a la sangre para la eliminación, un proceso conocido como drenaje linfático. Cuando el sistema linfático no está funcionando adecuadamente, los residuos y toxinas pueden acumularse y causar enfermedades.

La congestión linfática es un factor importante que conduce a la inflamación y la enfermedad, aquí es donde entra el aceite de ricino. Cuando el aceite de ricino se absorbe a través de la piel (de acuerdo con Cayce y McGarey), los linfocitos aumentan en número. El Aumento de linfocitos acelera la eliminación de toxinas de los tejidos, lo que favorece por otra parte la cicatrización.
El aceite de ricino puede ser un método económico y eficiente aplicado directamente en tu piel. Pero sería aconsejable que hicieras una pequeña prueba en el codo o en el interior a la muñeca para ver si lo toleras bien.
Hay varias maneras de utilizar el aceite de ricino por vía tópica. Simplemente puedes frotar el aceite de ricino en un área afectada de la piel o bien, puedes colocar una gasa empapada en aceite de ricino para tratar la parte afectada. Para aplicaciones sistémicas más importantes, puede ser utilizado como aceite de masaje, que demostró ser especialmente eficaz cuando se aplica a lo largo de tu columna vertebral. Un masaje a lo largo de tus vías linfáticas estimulan el drenaje de toxinas.

Documentación complementaria:

  • No hay más documentación.

Etiquetas del producto

Use espacios para separar las etiquetas. Use comillas simples (') para frases.